Propuesta Pedagógica

Qué hacemos

Construimos y formamos la Comunidad Educativa en torno a un Proyecto Educativo. Nuestra escuela se organiza con un servicio a la persona del educando para que conecte, interprete y transforme el mundo que le rodea, con el fin de construir una sociedad que facilite a todos su propia realización.

Somos una comunidad educativa, integrada por todas aquellas personas o grupos que tienen relación con el hecho educativo: alumnos, padres, profesores, personal administrativo y de servicio, antiguos alumnos... (Documento institucional "Horizonte Pedagógico Pastoral")

Nuestra escuela es de inspiración cristiana (HPP 11) que, fiel a la intuición de San Juan Bautista De La Salle, se ofrece como servicio a la maduración de los alumnos mediante la entrega generosa de los educadores, la creación de un ambiente de fraternidad y de amistad, la apertura a todos, especialmente a los más necesitados, la integración en el medio social y cultural inmediato y la respuesta a las necesidades reales de los educandos y la sociedad.

Nuestra propuesta educativa pretende acompañar a los alumnos en su crecimiento integral como personas libres y responsables. Así buscamos que nuestros alumnos adquieran:

  • Un desenvolvimiento pleno de su personalidad.
  • Una actitud crítica ante la realidad que posibilite participación en la construcción de la sociedad.
  • Un conocimiento y un aprecio por las diferentes manifestaciones de la cultura de nuestro tiempo y medio, siempre desde una visión fundada en los valores cristianos.
  • Una jerarquía abierta de valores que les permitan tomar opciones libres y responsables en su vida.

En qué creemos

Creemos en la escuela lasallana como una comunidad con un proyecto de inspiración cristiana.

  • Se entiende a partir de la persona de Jesucristo, Dios Encarnado para la plenificación del mundo. Nuestra escuela es Unidad Viva: Pedagogía, Pastoral, Administración y Convivencia, no son sino miradas.
  • La escuela es una comunidad eclesial de comunidades que colabora con muchos varones y mujeres que no trabajan en ella, al servicio de la transformación social por la educación. En Nuestra escuela aprendemos para Transformar.
  • Se centra en la relación de los docentes y los alumnos con los saberes, en comunidades de aprendizaje y hacia la transformación de las personas y la sociedad, lugar de encuentro con Dios. En Nuestra Escuela nadie aprende solo.
  • Son los alumnos, con todo su bagaje cultural e historia individual, los que convocan a los adultos a esta relación. La relación con los alumnos nos constituye como docentes.
  • Esta relación pedagógica es la alternativa social presentada como signo del Reino ante la sociedad. Nuestra escuela es Signo de Fe, Compañia del Dolor y de la Alegía presentes, Profecía de un Mundo Nuevo.
  • Estamos llamados por Dios a ser una comunidad democrática, incluyente, transformadora, participativa y dialógica. Nuestra escuela es lugar de iniciación comunitaria.
  • Es en la relación de los actores pedagógicos con los saberes en el seno de la conflictividad social, donde encuentran a Dios. Nuestra escuela es lugar de Evangelización.
  • El nombre, creyente de la relación pedagógica, es ministerio. Nuestra escuela es lugar de santificación para los docentes en el ejercicio de su empleo.
  • Los educadores son las personas capaces de convertir las instituciones educativas en comunidades vivientes. Los educadores son los sujetos del cambio en la escuela.
  • Todos estamos llamados a la conversión afectiva, intelectual, moral y religiosa en la escuela. Nuestra escuela está en camino.