Pastoral

La catequesis desde el nivel inicial hasta el secundario, tanto en la modalidad común como especial, quiere ser un espacio de experiencia y conocimiento de Jesucristo y de la vida eclesial desde el trabajo en el aula de manera completa, progresiva, multidimensional y en diálogo con la cultura, la sociedad y la vida.

Las celebraciones proponen vivenciar festivamente el camino creyente cada día: queremos ayudar a descubrir y sentir la Presencia de Jesucristo en los distintos momentos de nuestra vida en la oración, en los sacramentos, en las fiestas litúrgicas. La educación en la interioridad es un espacio que busca colaborar en el desarrollo de una dimensión a veces olvidada de nuestras personas, desde una actividad meditativa y de escucha del silencio que se manifieste en conductas más maduras.

La pastoral juvenil de grupos estables se desarrolla en grupos que se reúnen periódicamente acompañados por jóvenes y adultos uniendo la reflexión con el servicio voluntario.

El proyecto educativo lasallano es, en todo el mundo, el propio de una comunidad de fe que quiere continuar la praxis de Jesús para implantar el Reino de Dios en la sociedad mediante la construcción de la Iglesia en estado de comunidades desde el mundo escolar. Esto, en una sociedad plural como la nuestra, lo realizamos en un clima de diálogo y respeto con todas las diversidades religiosas y culturales.

Comprendemos la pastoral educativa como un proceso que desarrolla el anuncio del evangelio, que es Jesucristo, tanto de una manera implícita, desde el conjunto de la propuesta escolar, como explícita en algunos espacios curriculares concretos: catequesis, celebraciones, educación en la interioridad y pastoral juvenil de grupos estables. Como María, la madre de Jesús y madre nuestra, reconocemos la elección que Dios hace de nosotros para participar con una misión en la historia, reunimos la comunidad en oración y salimos al servicio de los demás.

Objetivos

  • Procuramos que cada una de las personas que habita nuestra institución pueda avanzar en una experiencia de Jesucristo como vivencia y como conocimiento
  • Buscamos promover instancias de creación de una cultura comunitaria de fraternidad evangélica en todos los ámbitos escolares.
  • Ofrecemos espacios en los que la vida inspirada en el evangelio encuentre cauces para la oración, para las relaciones fraternas y para el servicio a la sociedad, sobre todo a los que están en situaciones difíciles.
  • Invitamos a un camino de iniciación en la vida sacramental de la Iglesia: el bautismo de quienes no lo han recibido aún; la participación consciente en la eucaristía; la reconciliación como proceso continuo de conversión; y la confirmación de la propia fe y la pertenencia a la comunidad eclesial.
  • Acompañamos un recorrido de crecimiento en la vida interior como una característica propia de la humanidad que se abre a Dios en la medida de la propia fe
  • Proponemos la conformación de grupos estables de adolescentes que puedan servir para profundizar en sus opciones vitales
  • Planteamos un modo de comprender el cristianismo en la tradición de San Juan Bautista de La Salle, como un continuo diálogo entre la lectura de la historia como espacio de manifestación del querer de Dios y nuestra respuesta comunitaria para construir un mundo mejor.